Demasiado.


 
Demasiado roto, demasiado lleno.
Avienta suspiros llorosos, sus labios se fruncen ahogando palabras, la vista se le va inundando. Cierra los ojos, cómo si así fuera a recordar mejor su rostro.

Era su merecido.

Lo recuerda. Siente que los recuerdos son sólo sueños, los secretos de medianoche contados, las fugaces sonrisas sin motivo.

Extraña el lugar de su cabeza en el hueco de su cuello.

Era su culpa. Por qué ella misma ha saboteado su corazón.
Siente la voz ronca, adormilada, caliente en su oreja. Le dice lo mismo, le dice que la ama, que no se escape, que se quedara.

Y sé quedo.

Aún a pesar que ya no sé podía nadar en su bañera, aun sabiendo que su corazón estaba demasiado lleno y él de él demasiado roto.

---
 
~ & Al parecer vuelvo de nuevo. (Un rinconcito de mi)

Ya sé, ustedes simplemente no saben que pasa conmigo, hace cómo dos meses que publico una entrada diciendo que no olvido el blog y que seguiré y no ni me he dignado a aparecer de nuevo.
Odio la excusas, pero deben de saber que la vida siempre es muy irónica. No sé si estoy lista para contarles lo que me ha pasado, por qué algo ocurrió mi vida que ya no la ciento de la misma manera. 
He cambiado, en este último semestre me he forzado a madurar.  Muchas cosas pasaron, unas malas y otras buenas. Y de pronto deje de escribir porque me sentía tan cansada mentalmente que no sabía si podía escribir de nuevo, no sabía si podía escribir cómo lo hacía antes. Ahora lo hago, por qué siento que este blog, todo lo que contiene (que aunque tenga bien poquito) es parte ya de algo que soy.
Sueno algo ridícula, lo sé. Me pondré al corriente y me pasaré por sus blogs que ya extraño leer a otras personas, extrañaba leerlos.
Véanlo cómo que dormí mucho y ahora me vuelvo a despertar.







3 comentarios:

  1. Esperemos que salgas bien adelante con esos problemillas ! :)
    un besito, y una entrada profunda =)
    http://initopia.blogspot.com/

    ResponderEliminar